jueves, 6 de agosto de 2009

Cuida tus ojos: busca la verdad

Hace ya mucho tiempo seguía un blog magnífico, El Sentido de la Vida, creo que ni si quiera existían los blogs como existen hoy en día. Era una especie de diario, contando el autor sus experiencias personales, no se si exagerando un poco o inventándose cosas, creo que no. En alguna vez ha sido premiado, y reconozco que tiene mucho tirón. Pués justamente hoy me ha llegado un enlace a una de sus entradas, que no tiene desperdicio. Os dejo el principio y el enlace para que veáis el final si os ha atrapado.

Cuida tus ojos: busca la verdad


Llevábamos más de medio año saliendo juntos. Para mí aquello se trataba de un récord, pero lo cierto es que me encontraba bien con aquella chica.

Era de noche y estábamos de nuevo en su cama. De repente aquella fue una de esas veinte veces al día en que me apetecía tener sexo con ella. Dejé el libro a un lado, sumergí mi mano derecha bajo las sábanas y palpé sus muslos. Ella emitió un bufido y se giró sobre sí misma dándome la espalda.

Pensé que a ella no le apetecía, apagué la luz y empleé los siguientes quince segundos en gestionar la frustración. Luego adopté mi postura favorita para dormir y me lancé de cabeza al mundo onírico.

En cuanto me di cuenta ya era de día. Ella hacía ruido por la cocina. Me levanté, caminé hasta allí, le di un beso de buenos días y empecé a prepararme un té. Después me senté frente a ella. Poco sabía yo sobre lo que estaba a punto de acontecer.

—Anoche, cuando te dormiste, me masturbé —dijo.

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.