lunes, 25 de mayo de 2009

pARADOJAS

En el siglo VI antes de Cristo Epiménides pasó a la historia cuando afirmó: "Todos los cretenses son unos mentirosos". Dicho así no se le ve el sentido a tanta fama ¿verdad? Pero la cuestión es que Epiménides era cretense, con lo cual, si está diciendo la verdad entonces miente. Pero si está mintiendo es verdadera. Es decir, que tenemos paradoja asegurada cualquiera que sea la hipótesis escogida. La paradoja no tiene solución. Es algo como decir (tomen nota y verán como es más complejo de lo que parece):

"La frase siguiente es verdadera. La frase anterior es falsa".

Parece todo muy lógico y muy normal, pero piensen que si la frase siguiente es verdadera es porque la primera es errónea y entonces sí es errónea ¿cómo va a ser verdad la siguiente? Como vemos, se puede interpretar de las dos maneras y entramos en una paradoja sin solución a la que nos lleva la lógica.

Este tipo de fallos semánticos de la lógica provocó profundos estudios de los matemáticos en su momento, ya que temieron por una seria crisis que llegara a demostrar que nada tenía fundamento. Uno de los estudiosos de este proceso, quizá el más conocido, fue Bertrand Russell que planteó la siguiente paradoja que lleva su nombre:

"Sea X el conjunto de todos los conjuntos que no son elementos de sí mismos. Si esto es así, ahora nos preguntamos ¿X es o no elemento de sí mismo? Si X no pertenece a X, entonces, por la propia definición de X, X pertenece a sí mismo. Pero si X pertenece a X, entonces por la propia definición de X, estaría bien claro que X no pertenece a sí mismo". Tomemos el caso que tomemos no hay solución y tenemos la paradoja de Russell antes comentada.

Pero para quien no la haya entendido, popularmente se ha explicado esta paradoja como la paradoja del barbero, que verán como sí es fácil de comprender. Imaginemos que estamos en un pueblo medieval donde existe un señor medieval maniático que dicta la siguiente ley:

"Todos los hombres del pueblo que puedan afeitarse a sí mismos que lo hagan, pero aquellos que no puedan afeitarse a sí mismos por la razón que sea, deben ir a que les afeite el barbero del pueblo, ninguna otra persona les puede afeitar. Aquel hombre que no pueda afeitarse a sí mismo y no vaya a afeitarse al barbero será condenado a diez latigazos en la plaza pública". Hasta aquí la ley. Absurda, pero en fin, todo era cuestión de cumplirla para evitarse los latigazos, bastaba con afeitarse o ir al barbero, pero el señor feudal no se había dado cuenta de que acababa de condenar al barbero a 10 latigazos seguros. Y si no vean:

"Si el barbero se afeita a sí mismo, entonces no debería afeitarse, porque el barbero afeita solamente a los que no se afeitan a sí mismos. Pero si el barbero no se afeita a sí mismo, entonces debería afeitarse a sí mismo, porque él afeita a los que no se afeitan a sí mismos, lo cual entraría en contradicción con la primera suposición". Como vemos, no hay solución y al barbero no puedo afeitarle nadie, por lo que incumple la ley, ya que no puede afeitarse a sí mismo porque él sólo afeita a los que no se afeitan ellos mismos pero ya hemos visto lo que sucede en el caso contrario. Complicado, pero mediten y verán como la paradoja no tiene solución.

yonki reta a thyson

lunes, 18 de mayo de 2009

mARIO bENEDETTI


Poco hay que decir de este genio de la literatura. Me entristece mucho la pérdida de Mario Benedetti. Toda mi adolescencia me sabe a sus poemas, amor, política, principios, creo que no he leído ni escuchado nunca cosas que me gusten tanto como lo que escribió el poeta uruguayo. Por suerte, fue un autor muy prolífico y dejó abundante material para deleitarse durante mucho tiempo.


Los formales y el frío


Si dios fuera mujer

martes, 12 de mayo de 2009

Lightning Bolt

Hacía tiempo que no me sorprendía un video. Este en concreto, es una actuación de un grupo de música, que por cierto no suena nada mal. No se que prefiero, si el traje de esqueleto o el que tiene la cabeza de vaca...



Os dejo también un enlace del goear para que escuchéis una canción, que a parte de la tontería del personal, no suenan mal como he dicho antes.

miércoles, 6 de mayo de 2009

sI, eS iNDECENTE

SI, ES INDECENTE

Ha dicho la Presidenta de la CC.AA de Madrid que es indecente que mientras la inflación es -1%, los funcionarios además de tener plaza fija, tengan una subida salarial del5% (gran mentira por cierto), Objetivo congelarles el sueldo.
Me gustaría transmitirle a esta Sra. lo que considero indecente. Indecente, es que el salario mínimo de un trabajador sea de 624 €/mes y el de un diputado 3.996 pudiendo llegar con dietas y otras prebendas a 6.500 €/mes; Indecente, es que un catedrático de universidad o un cirujano de la sanidad pública ganen menos que el concejal de festejos de un ayuntamiento de tercera; indecente es que los políticos se suban sus retribuciones en el porcentaje que les apetezca, (siempre por unanimidad, por supuesto y al inicio de la legislatura); Indecente es comparar la jubilación de un diputado y el de una viuda; Indecente, es que un ciudadano tenga que cotizar 35 años para percibir una jubilación y a los diputados les baste con siete y los miembros del gobierno para cobrar la pensión máxima solo necesiten jurar el cargo; Indecente es que los diputados sean los únicos trabajadores (¿?) de este país que están exentos de tributar un tercio de su sueldo del IRPF; Indecente es colocar en la administración miles de asesores, amigotes con sueldos que ya desearían los técnicos más cualificados; Indecente es el millonario gasto en mediocres TV autonómicas creadas al servicio de la pervivencia en el trono de políticos más mediocres; Indecente es el ingente dinero destinado a sostener los partidos aprobado por los mismos políticos que viven de ellos; Indecente es que a un político no se le exija superar una mínima prueba de capacidad para ejercer su cargo (y no digamos intelectual o cultural); indecente es el coste que representan a los ciudadanos sus comidas, coches oficiales, chóferes, viajes siempre en gran clase y tarjetas de crédito por doquier; indecente es que sus señorías tengan seis meses de vacaciones al año; indecente es que sus señorías cuando cesan en el cargo tengan un colchón del 80% del sueldo durante 18 meses; Indecente es que ex ministros, ex secretarios de estado y altos cargos de la política cuando cesan son los únicos ciudadanos de este país que pueden legalmente percibir dos salarios del erario público; Indecente es que se utilice a los medios de comunicación para transmitir a la sociedad que los funcionarios solo representan un coste para el bolsillo de los ciudadanos; indecente es que nos oculten sus privilegios mientras vuelven a la sociedad contra quienes de verdad les sirven; mientras hablan de política social y derechos sociales. ¿Quién es de verdad indecente?

Carta llegada por correo electrónico y firmada por
José M. Gómez Villanueva y M. Angeles Buenaposada Cano

Aguantando la respiración ...

Resumen Madrid-Barça

Se ha producido un error en este gadget.