miércoles, 6 de agosto de 2008

aLBERT eINSTEIN


Ese gran padre de la ciencia que fue Albert Einstein nos demostró, en su teoría de la relatividad, entre otras muchas cosas, que la velocidad de la luz es constante. Por lo tanto, y como consecuencia, el tiempo deberá pasar más despacio cuando nosotros nos estemos moviendo. Esto conllevará que a medida que usted vaya a más velocidad, el tiempo irá más despacio; y si usted fuera capaz de ir en una nave espacial exactamente a la velocidad de la luz, usted sería más o menos inmortal, pues no envejecería nunca. Esta aseveración no es una teoría, es una realidad, y la forma de comprenderla intuitivamente es sencilla.

3 comentarios:

paparra dijo...

Hombre dAvid, efectivamente y no. Te has columpiado un pelín.

Efectivamente vivimos un segundo de vida por un segundo de tiempo. EN el momento en que nos movemos a velocidades cercanas a la de la luz, se RALENTIZA el tiempo. De forma que vivimos un segundo de vida por un año de tiempo, por ejemplo.

Cuanto más cerca a la velocidad de la luz, más lento el tiempo. El "pero" está en que para llevar una masa "m" a la velocidad de la luz se necesita una energía "E" infinita.
Por eso, en estas paradojas siempre se habla de velocidades CERCANAS a la de la luz.

Si quieres, la próxima vez te ofrezco una disertación sobre el tema.

LUFFY dijo...

Siempre es veraaaaano
con el pepiiiiino
en la maaaaaaano
pepiiiiino niii no niii no niiii

dAVID dijo...

Ya sabes que mi punto de vista está en el lado de lo sorprendente.
Tú como físico llegas para poner los pies en la tierra de nuevo. jeje!

Se ha producido un error en este gadget.