domingo, 27 de abril de 2008

mADRID iNCLUYE sACERDOTES eN lOS cOMITÉS dE cUIDADOS pALIATIVOS

En las últimas elecciones generales la Iglesia como institución apostó fuertemente por el Partido Popular pidiendo claramente el voto para ellos y razonando que el voto a los partidos de idquierdas, principalmente el PSOE iba en contra de los principios católicos. Esta apuesta fue peligrosa puesto que al perder el PP, también perdió la Iglesia Católica.
La comunidad de Madrid y sobre todo la mojigata Esperanza Aguirre, muy de la mano siempre de obispos y cardenales, nos sorprende con una vuelta de tuerca más a las leyes tanto jurídicas como morales.
Ya en la misma Constitución española, se nos dice que vivimos es un Estado laico, pero desde algunos lugares se empeñan en que eso no sea así y que si algunos somo tan inconscientes de estar un poco alejados de la fe verdadera, ya se encargarán ellos de velar por nuestro espíritu queramos o no.
Pues al grano, en la Comunidad de Madrid, han decido incluir a sacerdotes en los comités de ética de los hospitáles públicos dándoles voz y voto para tomar decisiones.
Y yo me pregunto, si la iglesia católica ha defendido siempre el sufrimiento en la tierra como algo imprescindible para la recompensa eterna; nos dice que el sufrimiento es un legado de Adán y Eva por desobedecer a Dios en el paraiso terrenal y que el dolor es un medio para llegar a dios y demás zarandajas, como un cura con estas premisas va a permitir que se administren medicamentos para calmar el dolor y el sufrimiento del enfermo antes de encontrarse con la muerte.
Y otra pregunta que yo me hago, porqué un cura, el cual, para mi no es absolutamente nadie, tiene que decidir nada sobre mi persona.
En fin, supongo que estos son algunos de los pagos por la campaña electorar tan activa que ha tenido la Iglesia. La inclusión de curas en los distintos ámbitos de la sociedad me recuerda a otras épocas donde la iglesia era considerada "fuerzas vivas" junto con los alcaldes y maestros en los pueblos. Mal camino llevamos si las únicas ideas que hay es imitar la estructura social del cabrón de Franco.

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.